MRP, en busca de paz y justicia para el pueblo

El Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP) contra el Gobierno del país!

MRP

A que punto llega la angustia de un pueblo en carencia, que para ser escuchados por su gobierno, necesita volver a los tiempos de revolución y atentados.

La presencia de este movimiento en Colombia se inició el año 2015, en una serie de acontecimientos, donde aparecieron banderas con el logo del MRP en zonas destacadas de Bogotá. Poco después, el 8 de diciembre del mismo año, lanzaron un artefacto explosivo contra la antigua sede de Saludcoop. En el lugar, se hallaron panfletos que decían:

“Con la salud no se juega”.

En agosto del 2016, al casi terminar la negociación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Gobierno de Colombia, el MRP también se hizo presente. En dicha ocasión, colocaron artefactos explosivos en las EPS; Cafesalud y Salud Total. Los panfletos encontrados en dicha explosión contenían las frases;

“Hoy en Colombia ‘la paz’ es el nombre de un plan de negocios”

 “La salud en Colombia, es un problema de democracia”

El 31 de agosto del mismo mes, se informó de la detonación de dos petardos en la capital colombiana, junto a las sedes del Banco de Bogotá y de Bancolombia, el mensaje decía,

“Movimiento Revolucionario del Pueblo. Ni Santos ni Uribe” MRP

 

Refiriéndose al gobierno presidente Juan Manuel Santos y las posturas del ahora senador Álvaro Uribe Vélez.

 

El 18 de enero este año, en una apartamento cerca a la sede de la DIAN, se presentó un nuevo atentado en contra de la reforma tributaria. En la escena se encontraron muchos  panfletos, en los cuales el grupo invitaba al pueblo a organizarse y movilizarse para alcanzar paz y justicia en Colombia.

En dichos documentos se resaltaba las frases;

“La reforma tributaria es hambre para los pobres”

 “La paz de los ricos, no es la paz del pueblo, ni Uribe ni Santos son opción para el pueblo”

MRP

Actualmente, el país no está pasando un buen momento y nos podemos dar cuenta claramente. Todos estos echos son consecuencias de haber echo caso omiso al pueblo que está haciendo justicia por sus manos. Pero, el MRP debe entender que la solución no es la violencia.